Fabricación integrada por ordenador (CIM)

Las siglas CIM responden a una filosofía de implantación de un sistema informático que integre todos los procesos existentes en un proceso de fabricación integrada por ordenador.

Se trata de una estrategia que integra personas, procesos, información, estructuras y tecnologías para proporcionar un método más eficaz de gestión y ventajas competitivas.

Fabricación asistida por ordenador
Fabricación asistida por ordenador

La Fabricación Integrada por Ordenador, CIM (Computer Integrated Manufacturing) es una realidad dentro de una empresa cuando:

  • Todas las áreas funcionales de la empresa están relacionadas mediante información.
  • Esta información puede ser generada, transformada, utilizada, movida y almacenada mediante tecnología informática y durante la vida del producto.

La planificación estratégica introdujo en las empresas el concepto del corto y el largo plazo y la «Visión de futuro» para aprovechar las mejores oportunidades.

Esta técnica empresarial tuvo especial éxito en los entornos comerciales y financieros, incluso entre las PYMES, pero no en las funciones fabricación e ingeniería.

Ésta era la situación de la industria española antes de la década de los setenta.

España hasta los años cincuenta, dependiente del exterior para el abastecimiento de tecnologias y capitales, se reflejaron en la misma distribución funcional del espacio.

La industrialización de Barcelona, la vertiente septentrional vasca, con sus áreas adyacentes, convirtió a estas regiones en los centros de la economía española, dejando para el resto el papel de abastecedores de materias primas y de energía

Además de constituirse en el mercado de los productos manufacturados.

Más adelante los procesos de industrialización se extendieron por toda la zona levantina comprendida entre dos densos ejes industriales, el cantábrico y el mediterráneo, entre los cuales se extiende un eje menor formado por la depresión del Ebro.

En un entorno CIM, la ingeniería representa el cerebro creativo de la empresa.

Un CIM debe agrupar organizativamente y proporcionar un entorno de sistemas de información integrados.

Si la máquina está conectada a otras y a equipos de manejo de materiales como parte de un FMS, a todo el sistema se le llamaría Fabricación Integrada por Ordenador (CIM).

En torno a un sistema CIM, cualquier modificación que se introduzca en el diseño puede materializarse en el producto en unos minutos.

CIM incluye todas las actividades desde la percepción de la necesidad de un producto;

La concepción, el diseño y el desarrollo del producto; también la producción, marketing y soporte del producto en uso.

Toda acción envuelta en estas actividades usa datos, ya sean textuales, gráficos o numéricos.

El computador ofrece la posibilidad real de integrar las hasta ahora fragmentadas operaciones de manufactura en un sistema operativo único.

Este acercamiento es lo que se denomina manufactura integrada por computador.

En el sistema CIM existen cinco dimensiones fundamentales:

-La administración general del negocio

-Definición del producto y del proceso

-Planificación y control del proceso

-Automatización de la fábrica

-Administración de las fuentes de información

Cada una de estas cinco dimensiones es un compuesto de otros procesos más específicos de manufactura, los cuales han demostrado una afinidad entre ellos.

La primera dimensión rodea a las otras cuatro, y la quinta es el corazón del proceso.

Respecto de esta última, existen dos aspectos: el intangible, el cual es la información misma, y el tangible, el cual incluye los computadores, dispositivos de comunicación, etc.

En general, un sistema integrado de ingeniería CIM debería ofrecer lo siguiente:

-Una base de datos que permita almacenar los datos geométricos y los de gestión.

-Las Herramientas de ayuda a la concepción y al diseño (2D, 3D, sólidos) y análisis (cinemática, cálculo por elementos finitos, etc.).

-Ayuda a la fabricación (programación de CN, generación de rutas, simulación).

-La gestión (control de proyectos, evaluación de costes, etc.).

-El usuario final (procesadores textos y gráficos, correo electrónico, acceso a bases de datos externas, etc.).

Beneficios potenciales de la implantación de un sistema CIM:

-La Mejora del servicio a clientes.

-Mejora de calidad.

-Menor tiempo de proceso.

-Menos tiempo de entrega de proveedores. Menor tiempo de entrega a clientes. Mejora en el rendimiento de los programas.

-Menor tiempo de la introducción en el mercado de nuevos productos.

-Superior flexibilidad y capacidad de respuesta. Mejora en la productividad.

-Reducción de la producción en curso.

-Reducción de los niveles de inventarios.

Por lo tanto:

De los beneficios proporcionados por un sistema CIM se pueden extraer dos consecuencias básicas de la utilización de esta tecnología:

La importancia de la flexibilidad de las operaciones

Para la competitividad de la empresa se ha acelerado y muchos mercados y consumidores se han hecho cada vez más internacionales.

Como consecuencia de esta competencia creciente, se han acortado los ciclos de vida de los productos a medida que cada empresa ha intentado ofertar nuevos artículos entre un creciente número de rivales.

Las empresas deben de responder a la competencia de forma rápida adaptándose a los cambios,

La automatización a gran escala

Que sustituye personas por máquinas, está provocando un peso específico del capital fijo cada vez mayor.

En este enlace podrás ampliar información sobre fabricación integrada por ordenador

Deja un comentario