Redes y Servicios IP

Redes y servicios IP qué són?

Las redes y servicios IP se ha convertido en uno de los medios habituales de comunicación de datos en el sector empresarial dada la incorporación masiva de transacciones económicas.

Utilizan internamente los protocolos desarrollados en el ámbito de Internet y que se conocen como protocolos TPC/IP.

Con el término de Servicios IP se engloba a una nueva generación que aúnan las prestaciones que ofrecen las tecnologías desarrolladas en Internet con la seguridad propia de las redes tradicionales de transmisión de datos.

Mapa de redes IP
Mapa de redes
  • Internet se caracteriza por ser una red un tanto «anárquica», carente de una estructura y de una autoridad formal.
  • De hecho, está constituida por miles de redes independientes y autónomas.

Funcionamiento de las Redes y Servicios IP

El funcionamiento de Internet se basa en la tecnología de conmutación de paquetes de datos.

En una Red de Conmutación de Paquetes, la información se fragmenta en pequeños paquetes del mismo tamaño e importancia denominados «datagramas».

Cada paquete contiene la dirección del ordenador al que va dirigido

De este modo, cada paquete «encuentra su propio camino» de manera independiente de los demás, por lo que éstos pueden llegar desordenados a su destino.

El receptor se encarga del reagrupamiento correcto de los paquetes para recuperar la información original.

Las Redes de Conmutación de Paquetes se adaptan perfectamente a las características del tráfico generado por la transmisión de datos entre ordenadores (tráfico a ráfagas).

Sin embargo, esta característica de Internet presenta ciertos inconvenientes, ya que impide garantizar una calidad de servicio y una respuesta uniforme de la red.

El principal problema que se ha tenido que afrontar Internet ha sido el conseguir la interconexión de distintos tipos de redes y sistemas informáticos, totalmente incompatibles entre sí.

Para ello se han definido un conjunto de comunicaciones que permiten alcanzar la interoperabilidad entre los distintos sistemas, constituyendo una especie de «lenguaje común».

El protocolo de red TCP/IP

Es el encargado de garantizar la comunicación fiable entre equipos, y para cada uno de los servicios proporcionados por Internet se ha desarrollado un protocolo específico.

La descripción de cada uno de estos protocolos y de otros servicios de Internet se recoge en una serie de documentos denominados RFCs (Request For Comments).

TCP/IP define, por tanto, un conjunto de normas que rigen la transmisión de datos entre los ordenadores conectados a Internet. Se divide en dos protocolos:

El Protocolo TCP (Transport Control Protocol, RFC 791)

Se encarga de llevar a cabo la fragmentación de la información en paquetes y de garantizar la transmisión fiable de datos entre el transmisor y el receptor.

El Protocolo IP (Internet Protocol, RFC 793)

Cuyo cometido principal es el encaminamiento de los paquetes de datos por la Red, seleccionando la ruta que debe seguir cada uno para alcanzar su destino.

Cada equipo conectado a Internet tiene asignado un número que permite su identificación, y que se conoce como dirección IP.

En la actualidad una dirección IP está constituida por una secuencia de 4 bytes (32 bits). No obstante, está prevista su ampliación a 16 bytes con la nueva versión del protocolo IP.

Para los usuarios de la Red resulta bastante engorroso tener que trabajar directamente con las direcciones IP.

Por este motivo se ha desarrollado el servicio de nombres de dominio, que permite identificar a cada ordenador.

De esta tarea se encargan los servidores DNS (Domain Name System, RFC 1591), que constituyen un sistema de bases de datos distribuidas

Se sigue un esquema de nombramiento jerárquico que permite identificar a las organizaciones que están presentes en la Red.

Entre los principales servicios que ofrece Internet a sus usuarios, podemos distinguir servicios de publicación y búsqueda de información.

Puedes ver mas en informática de sistemas.

Deja un comentario