Teletrabajo

Podemos definir el «teletrabajo» como toda actividad profesional que se lleva a cabo en un lugar distinto del que ocupa la organización o persona para la que se realiza el trabajo, utilizando para ello el soporte de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs).

Teletrabajo
Teletrabajo

Tipos de teletrabajo

Frente a la idea tradicionalmente preconcebida del teletrabajador como persona que realiza su actividad laboral desde su hogar, existen en realidad más alternativas:

•Teletrabajo móvil:

Extendido sobre todo en aquellas organizaciones con importante movilidad del personal (por ejemplo red comercial) y que disponen de los medios de una pequeña oficina móvil (teléfono móvil y ordenador portátil).

•Teletrabajo desde el domicilio:

Suele ser utilizado como una fórmula combinada temporalmente con la presencia en las instalaciones de la empresa (algunos días a la semana).

Tiene su razón de ser en los elevados costes de desplazamiento (fundamentalmente en tiempo) hasta el centro de trabajo y como fórmula de motivación al empleado.

•Centros de teletrabajo:

Se trata de oficinas equipadas con los medios necesarios (habitualmente equipos informáticos con conexión de banda ancha, y resto de servicios comunes en una oficina: fax, fotocopiadora, sala de reuniones, etc.) para realizar la actividad laboral.

Tienen la ventaja de cubrir el aspecto socializador del trabajo para el empleado (tiene sus compañeros de oficina, aunque pertenecen a otras organizaciones) y a la empresa le permite deslocalizar a parte de sus empleados evitando los altos costes de las oficinas situadas en lugares céntricos.

Existen actividades en las que el teletrabajo tiene una cabida más inmediata por la facilidad de adaptación. Estas actividades son aquéllas en las que existe un importante componente de manejo y gestión de la información (call-centers, telemarketing, acceso a la información, etc.).

Entre las ventajas del teletrabajo se pueden citar:

  • Ahorro de costes, espacio e instalaciones en las oficinas y centros de trabajo
  • Posibilidad de redistribuir la actividad con mayor proximidad a los clientes y a los mercados.
  • Mayor flexibilidad y autonomía.
  • Ahorro de costes en desplazamientos y manutención de los empleados.
  • Menos condicionamientos a la hora de elegir el lugar de residencia, elemento que facilitará la retención de empleados clave por parte de la organización.
  • Dirección por objetivos.
  • Nuevas oportunidades para las personas con algún tipo de discapacidad.
  • Disminución del impacto energético y medioambiental, al reducirse de forma considerable los desplazamientos desde las zonas residenciales a los centros de negocio en las ciudades.
  • Descongestión del tráfico de vehículos y peatonal en las grandes ciudades.
  • Redistribución de la población, facilitando el desarrollo local y regional.

Algunos inconvenientes a tener en cuenta

Necesidad de mejorar y adaptar los sistemas de control en las organizaciones, ya que se reduce el control presencial.

  • Dificultad para desarrollar actividades basadas en el trabajo en equipo, si bien este aspecto puede ser mitigado con el avance de las nuevas tecnologías (videoconferencia, herramientas de trabajo colaborativo, mensajería instantánea basada en Internet, etc.).
  • Exige depositar un mayor nivel de confianza en el empleado, que además debe recibir la formación y motivación adecuadas para adaptarse a la nueva situación.
  • Implica cambios organizativos importantes, sobre todo a la hora de redefinir el papel de los directivos y mandos intermedios.
  • Sensación de aislamiento, con una posible pérdida del factor socializador del trabajo, que puede provocar una situación de desarraigo del empleado.
  • Necesidad de disponer de un espacio adecuado de trabajo en el propio hogar u oficina particular del empleado, equipado con los recursos mínimos necesarios (ordenador, conexión a Internet, teléfono, etc.).
  • Posible disminución del protagonismo sindical, con una progresiva individualización de las relaciones laborales.
  • El teletrabajo puede servir de cobertura para situaciones de trabajo en precario, por lo que será necesario establecer un marco regulador que contemple las nuevas circunstancias laborales.

Deja un comentario